Manuel Robles, acompañado por el primer teniente alcalde, Javier Ayala, y el concejal de Juventud e Infancia,  Francisco Manuel Paloma, está visitando algunos de los centros donde están teniendo lugar las Fuenlicolonias -colonias urbanas-, a las que acuden más de 2.300 niños y niñas de la ciudad. Robles, Ayala y Paloma estuvieron en el Juan de la Cierva y Aula III y este miércoles visitarán La Pollina, una fuenlicolonia basada en la educación medioambiental, y también el centro de educación espacial Juan XXIII, al que asisten un centenar de niños con diversidad funcional.

“El objetivo es ayudar a conciliar la vida personal y laboral de las familias con propuestas para sus hijos, a los que ofrecemos un ocio lúdico, divertido y de calidad que les permite desarrollar sus capacidades y aficiones a la vez que relacionarse y compartir valores con otros chicos” explica el alcalde. Las Fuenlicolonias se realizan en cinco colegios de la ciudad, así como en el centro de educación ambiental La Pollina. Éstas cubren desde los 3 a 12 años ampliando hasta los 16 en el caso del B.P Galdós y hasta los 20, en el Juan XXIII, teniendo lugar en los meses de junio, julio, agosto y septiembre. Los niños pueden acudir en diferentes días y horarios a partir de las 7,30 de la mañana y hasta las 17 horas. Los precios varían en función del horario escogido, el número de días y si incluye comida o no.

Ochenta y cuatro nuevos puestos de trabajo para jóvenes

“Gracias a las Fuenlicolonias, hemos creado 84 nuevos puestos de trabajo para estos meses de verano, mayoritariamente ocupados por jóvenes de la localidad”, explica el primer teniente de alcalde, Javier Ayala. El equipo está compuesto por más de 90 personas “educadores infantiles, monitores de ocio y tiempo libre, profesionales del ámbito educativo o de la educación especial son las titulaciones que posee nuestro personal”, indica el edil de Juventud e Infancia.

Las fuenlicolonias se enmarcan en la oferta de campamentos y colonias de verano que ofrece el Ayuntamiento de Fuenlabrada y que van desde estancias de varios días en distintos puntos del país, o campamentos deportivos en la época estival. En el Juan de la Cierva, sólo en el mes de julio, asisten cerca de 550 menores; en Aula III, unos 300; 70 en Juan XXIII y 150 en La Pollina.

Texto: Prensa Ayuntamiento Fuenlabrada/Redacción

Foto: Prensa Ayuntamiento Fuenlabrada