El Banco Municipal de Libros de Texto ha recogido 4.850 ejemplares de cara al próximo curso 2017/2018. Con este servicio de préstamo, que existe en Fuenlabrada desde 2013, el Ayuntamiento de nuestra ciudad calcula que las familias fuenlabreñas se ahorrarán alrededor de 150.000 euros en la compra de material escolar.

En total, han sido 4.230 familias con niños y niñas cursando estudios de Primaria y Secundaria los que han decidido participar en el intercambio de ejemplares usados, durante la que se han recogido casi 500 libros más que en pasado curso. “El objetivo de esta iniciativa es mitigar en la medida de lo posible el desembolso económico que supone para las familias la compra de libros y material escolar cada vez que comienza el curso”, ha explicado el concejal de Educación de Fuenlabrada, Isidoro Ortega, quien ha lamentado que la Comunidad de Madrid haya demorado hasta el curso 18/19 la puesta en marcha de su sistema de intercambio.

El Ayuntamiento se encarga de la organización e infraestructura necesaria, en colaboración con los centros educativos y con las Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos (AMPAS), además de grupos de voluntarios que participan en el programa. Este año, 150 universitarios y 50 AMPAS han participado en la organización del Banco Municipal.

Desde su puesta en marcha hace cuatro años, se han intercambiado cerca de 22.000 ejemplares. “Se trata del primer proyecto de estas características en toda España, por el volumen de escolares a los que se dirige y porque está vinculado al programa de ayudas escolares”, asegura el edil. El programa permite entregar entre uno y cinco libros del curso finalizado y optar a conseguir otros tantos para el siguiente. Las personas que aún participando, no puedan recibir libros obtienen un bono de hasta 20 ó 30 euros -dependiendo de los libros donados-, si son beneficiarios de Fuenbecas.

Texto: Prensa Ayuntamiento de Fuenlabrada/Redacción