La Policía Local de Fuenlabrada realiza esta semana una campaña de vigilancia y control del transporte escolar con el objetivo de comprobar que tanto conductores como vehículos cumplen con la normativa y disponen de todas las medidas de seguridad requeridas.

Coincidiendo con la que realiza la Dirección General de Tráfico (DGT) en las carreteras a nivel nacional, los agentes locales inspeccionarán los desplazamientos en el casco urbano, inspeccionando aquellos autobuses utilizados por los menores ya sean en rutas escolares, excursiones o instalaciones deportivas.

La concejala de Seguridad, Raquel López, ha explicado que “se va a comprobar desde los cinturones de seguridad, hasta las medidas de evacuación porque el transporte de menores es de máxima importancia para nosotros al tratarse de la seguridad de nuestros niños”. La edil señala que se verificará las autorizaciones y documentos necesarios de los vehículos y conductores, así como las condiciones técnicas y elementos de seguridad de los autobuses y sus ocupantes, además, del cumplimiento de los requisitos especiales que se les exige a este tipo de transporte y sus conductores quienes serán sometidos a pruebas de alcoholemia.

Texto: Prensa Ayuntamiento de Fuenlabrada

Foto: archivo