Se acaban de terminar las reformas de las pistas de tenis de los polideportivos de La Cueva y Loranca que, sumadas a las que se llevaron a cabo el año pasado en el Fermín Cacho y El Trigal, supone la renovación de todas las instalaciones de este deporte con las que cuenta Fuenlabrada. El presupuesto, casi de 200.000 euros, ha incluido la propia pista, la iluminación, la cartelería y el vallado en algunas de ellas.

Englobado en el plan de reformas de infraestructuras deportivas municipales, que incluye la renovación de una gran parte de las instalaciones deportivas de nuestra ciudad, la Concejalía de Deportes ha dado por finalizadas las obras de mejora de las pistas de tenis de los polideportivos de La Cueva y Loranca. Esta inversión “forma parte del esfuerzo económico que el Ayuntamiento de Fuenlabrada está realizando para actualizar y renovar todas las infraestructuras deportivas de nuestra ciudad”, apuntan fuentes municipales.

El deporte del tenis es uno de los más practicados en Fuenlabrada. Las escuelas municipales cuenta con cerca de 450 alumnos, entre niños y adultos, de los cuales muchos de ellos compiten en la Liga Municipal de Tenis (Ranking de Tenis de Fuenlabrada). A lo largo del año, el uso de las pistas de alquiler en Fuenlabrada contempla a casi 20.000 deportistas practicante del deporte de la raqueta.

Así, con mejores instalaciones, seguro que se amplían las posibilidades de que un vecino de Fuenlabrada pueda despuntar y, por qué no, llegar a ser el próximo Rafa Nadal de nuestro tenis. Fernando Torres, en el fútbol, marca la estela a seguir.

Texto: Prensa Ayuntamiento de Fuenlabrada/Redacción

Foto: Prensa Ayuntamiento de Fuenlabrada