Durante esta semana -hasta el domingo 23 de abril- la Policía Local de Fuenlabrada está llevando a cabo la operación ‘Calmar el Tráfico’, una campaña que busca controlar el exceso de velocidad de los conductores en el entorno urbano y, así, reducir la siniestralidad. La puesta en marcha de esta campaña se lleva a cabo a través de la revisión de los límites de velocidad en el municipio y la realización de controles específicos en las vías urbanas “porque circular a una velocidad adecuada podría evitar una cuarta parte de los fallecidos en accidente de tráfico”, explica la concejala de Seguridad Ciudadana, Raquel López. Ésta se hace coincidir con la campaña que realiza la Dirección General de Tráfico (DGT) durante estos días a nivel nacional.

La concejala destaca la importancia de llevar a cabo esta iniciativa y que los conductores respeten el límite de 40 en el casco urbano “porque el 20 por ciento de los accidentes mortales causados por el exceso de velocidad se producen en vías urbanas con la consiguiente sensación de inseguridad que crean entre la población”. La campaña “Calmar el tráfico” trata de concienciar a los conductores de la necesidad de respetar los límites de velocidad en un entorno urbano donde comparten espacios coches, bicicletas, motos y peatones, siendo estos tres últimos colectivos más vulnerables frente al primero.