Una edición más, el Consistorio, a través de la Policía Local, pone en marcha el programa “Vacaciones tranquilas”, una iniciativa que consiste en que los ciudadanos pueden dejar en dependencias de la Policía Local un número de teléfono y una dirección, donde poder ser localizados por los agentes durante sus vacaciones, en caso de que se produzca algún incidente en su vivienda o negocio.

La policía también ofrece la posibilidad de custodiar una copia de las llaves para poder acceder al inmueble en caso de incendio, inundación, robo o cualquier otra cuestión urgente. La confidencialidad de los datos, así como la correcta utilización de las llaves, está garantizada ya que éstas se introducen en una bolsa de alta seguridad con un precinto inviolable que consta de una numeración que se facilita al propietario y que impide el acceso a las mismas sin su consentimiento.

Raquel López concejala del área, asegura que el objetivo de este servicio es “ayudar a que los ciudadanos se vayan de vacaciones más tranquilos, sabiendo que si se produce cualquier urgencia en su domicilio, la policía podrá avisarlos rápidamente o intervenir, si han optado por dejar las llaves”.

El servicio se presta desde el 7 hasta el 16 de abril. Los vecinos interesados pueden acudir a las dependencias de la Policía Local (C/ Hungría s/n) cualquier día laborable entre las 7 y las 21 horas para dejar constancia de sus datos.

Consejos de la Policía Local

-No hacer público que nos vamos de vacaciones (en especial en redes sociales)
– No dejar en el contestador mensajes como no estamos, lo podemos sustituir por ahora no podemos atenderle.
– Debemos procurar que algún vecino nos recoja el correo del buzón.
– No se debe abrir la puerta del portal a desconocidos.
– No hay que dejar objetos de valor a la vista, si se tiene caja fuerte hay que utilizarla. En los comercios es conveniente instalar medidas de seguridad como alarmas y , rejas, así como dejar las máquinas registradoras vacías, y las puertas de las máquinas de todo tipo – tabaco, caja, tragaperras…- abiertas y vacías.

Texto y foto: Prensa Ayuntamiento Fuenlabrada